Acoso, Psicoterrorismo, Control Mental y Otros Temas de Actualidad

¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!

ESTE FORO ES LIBRE!! Si no deseas registrarte puedes participar como INVITADO

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 138 mensajes en 74 argumentos.

Tenemos 15 miembros registrados.

El último usuario registrado es Victor89.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Lun Sep 04, 2017 9:43 am.

Sondeo

¿Puede la seguridad servir de pretexto para un recorte de las libertades?
0% 0% [ 0 ]
33% 33% [ 3 ]
22% 22% [ 2 ]
33% 33% [ 3 ]
11% 11% [ 1 ]

Votos Totales : 9

Palabras claves

Like/Tweet/+1

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Nuevo Orden Mundial - FRANCIA nueva ley de Vigilancia Policial

Comparte
avatar
anonimous558
Admin
Admin

Mensajes : 8
Puntos : 24
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Edad : 47
Localización : Barcelona

Nuevo Orden Mundial - FRANCIA nueva ley de Vigilancia Policial

Mensaje por anonimous558 el Miér Mayo 06, 2015 12:16 am

La historia se repite. La asamblea nacional francesa de igual modo que hizo el congreso de EEUU después de los atentados a las torres gemelas, aprovará una nueva ley que supone un recorte muy importante de sus libertades civiles y sus derechos fundamentales.



¿Qué opina Ud. sobre este asunto?

¿Cree que la seguridad puede servir de pretexto para recortar los derechos y libertades que tanto sufriento y tanta sangra derramada han costado?

¿Hasta donde se puede llegar un Estado para luchar contra el terrorismo? Francia ha comenzado a debatir un proyecto de ley que dará nuevos poderes a los servicios de inteligencia con los que se pretende frenar el avance entre otros del islamismo radical en la red. Para ello, los proveedores de Internet estarán obligados a filtrar los datos y comunicar a los servicios secretos las actividades de usuarios sospechosos de estar relacionados con actividades terroristas. Tras atentados como el de Charlie Hebdo, el Ejecutivo considera necesaria la medida, al tratarse de una amenaza tanto exterior como interior.

Sin embargo, el texto no carece de polémica, lo que ha llevado al primer ministro Manuel Valls a defenderlo en persona ante la Asamblea Nacional: “La amenaza terrorista, y esto hay que recordarlo, es el desafió más temible. Un desafió que tendremos que afrontar durante mucho tiempo. Todos debemos ser conscientes de ello. No se trata de tener miedo, sino de permanecer alerta y explicárselo con claridad a nuestros compatriotas”

El reciente ciberataque que sufrió la televisión TV5 Monde ha demostrado que la amenaza sigue vigente. Según la ley, entre los supuestos en los que se puede aplicar están las situaciones de peligro para “la independencia nacional” o los “intereses nacionales mayores” económicos o de política exterior, así como la prevención de la criminalidad. Sus detractores lamentan que con ello se pase de la vigilancia individual de sospechosos a una vigilancia masiva.

Según parece la ley permitira a los Servicios Secretos de Espionaje franceses interceptar datos y comunicaciones en internet sin necesidad de autorización judicial.


Una de las disposiciones más controvertidas del proyecto permitiría a los servicios de inteligencia recolectar los metadatos para analizarlos en busca de conductas posiblemente sospechosas. Los metadatos serían anónimos, pero los agentes de inteligencia podrían solicitar autorización a un panel independiente para profundizar la vigilancia y llegar a la identidad de los usuarios.

El proyecto fue elaborado mucho antes de los ataques de terroristas islámicos en enero. Pero sus promotores dicen que el tiempo apremia dada la cantidad de gente que se radicaliza.
Los opositores dicen que legaliza métodos de vigilancia altamente invasivos sin garantizar la libertad e intimidad individuales.

Una vez más el viejo dilema Libertad vs. Seguridad sirve para recortar esta vez en Francia las libertades democráticas que tanta sangre y sudor derramados han costado.

NOTICIA: Francia aprobará este martes una nueva ley para luchar contra el islamismo radical


La Asamblea Nacional francesa votará esta tarde la aprobación de su polémica «loi Renseignement» (ley sobre la Información), destinada a defender «los intereses económicos e industriales» del país, a prevenir «la criminalidad organizada» y a luchar contra «el terrorismo». La medida, que pretende reforzar el uso de las nuevas tecnologías para lograr estos objetivos, ha recibido numerosas críticas por parte de la sociedad gala. Las movilizaciones civiles y las muestras de rechazo se han sucedido desde que el proyecto fuera adoptado por el Consejo de Ministros el pasado 19 de marzo.

Los debates sobre el proyecto de ley comenzaron en la Asamblea Nacional el 13 de abril. Ese día, el presidente del Gobierno, Manuel Valls, defendió la medida como imprescindible, sobre todo por el auge del terrorismo yihadista y el peligro que supone para Francia. Para el primer ministro socialista, las nuevas tecnologías juegan un papel esencial en esta amenaza. Según indicó, muchos jóvenes «se convierten al islamismo radical de una forma extraordinariamente rápida mediante internet». La preocupación por las redes no es nueva. Después de los atentados de enero contra la revista satírica «Charlie Hebdo», el Gobierno francés puso en marcha una página web con claves identificar a los extremistas y luchar contra su propaganda.

Dudas en la sociedad civil

Muchas asociaciones han manifestado su rechazo a la ley. La mayoría de las críticas afirman que atenta contra la calidad democrática de Francia, al incrementar las atribuciones de los servicios de espionaje. Una de sus más fuertes detractoras es la Comisión Nacional Consultativa de los Derechos del Hombre (CNCDH), una organización independiente creada en 1947 y encargada de defender los «ataques contra las libertades públicas y los derechos fundamentales». Para Christine Lazerges, su presidenta, «los Estados no deberían tomar, en nombre de intereses considerados con toda razón como primordiales, medidas que atenten contra el respeto a la vida privada»

La sociedad también organizó su protesta. El 28 de abril, Matignon recibió una petición firmada por 119.000 personas. El documento pedía que se frenara la aprobación del proyecto de ley. Thomas Guénolé y Katerina Ryzhakova, los creadores, afirmaban en el preámbulo que no son «ni extremistas libertarios ni paranoicos», sino ciudadanos normales que «solo rechazan vivir en un "Estado policial digitalizado"».

Otros grupos han creado la página web «Proyecto de ley de Información. ¿Legalizar la vigilancia total? ¡No!». Esta iniciativa, de la que forman parte organizaciones como Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras, considera que la medida contiene «dos artículos que permiten una intercepción del total de los datos de todos los ciudadanos franceses en tiempo real». Además, afirman que los atentados de enero en París, que se saldaron con diecisiete víctimas, solo son un pretexto para acelerar la adopción de la medida.
avatar
Manuel57
Invitado

Libertad vs. seguridad

Mensaje por Manuel57 el Miér Mayo 06, 2015 2:15 am

Es un tema delicado. Hay que sopesar las posibles amenazas para la seguridad nacional de un pais con la importancia de los derechos y libertades civiles que disfrutamos en paises supuestamente democraticos.

Pero en mi opinion se deberian salvaguardar siempre las libertades y derechos civiles buscando otras alternativas a los problemas de la seguridad nacional que no supongan un recorte o menoscabo de los derechos y libertades civiles de la ciudadania.

Un Saludo

PD: Excelente iniciativa este espacio de debate
avatar
noalttip
Standard
Standard

Mensajes : 1
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 06/05/2015

Libertad y derechos fundamentales

Mensaje por noalttip el Miér Mayo 06, 2015 2:25 am

NUNCA y lo digo en mayúscuas NUNCA un estado verdaderamente democratico antepondria la seguridad nacional a los derechos y libertades civiles que son la esencia misma de la verdadera democracia.
avatar
markflo
Standard
Standard

Mensajes : 1
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 06/05/2015

Re: Nuevo Orden Mundial - FRANCIA nueva ley de Vigilancia Policial

Mensaje por markflo el Miér Mayo 06, 2015 8:28 am

Hay amenazas para la seguridad que implican necesariamente un sacrificio "temporal" de ciertas libertades. Esa es mi opinion
avatar
jose76
Avanzado
Avanzado

Mensajes : 8
Puntos : 20
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 30/04/2015
Edad : 37
Localización : Cadiz (Cadiz) España

NUEVAS AMENAZAS IMPLICAN NUEVA LEGISLACIÓN

Mensaje por jose76 el Jue Mayo 07, 2015 10:39 pm

Los países europeos estan cambiando su legislacion a medida que van apareciendo nuevos vídeos de las ejecuciones yihadistas. Pero el remedio puede ser peor que la enfermedad si no se cuenta con la opinion de expertos en fundamentalismo religioso y se restringien derechos y libertades que han costado muchas años conseguir.
avatar
marcos250
Invitado

la farsa mundial

Mensaje por marcos250 el Miér Mayo 13, 2015 1:14 pm

¿Pero de verdad creen mis cuates que esta farsa mundial que nos programan dia si y dia tambien, terminara algun dia?
avatar
maribel cerezo
Invitado

Expertos en inteligencia hablan de limitación a los derechos fundamentales

Mensaje por maribel cerezo el Sáb Mayo 30, 2015 3:36 am

Al hilo de este tema me parece conveniente recordar la conferencia sobre derechos fundamentales que en un seminaro organizo por el CNI:

Expertos en inteligencia hablan de limitación a los derechos fundamentales

26/09/2012 - Oreto Briz

Varios ponentes de un seminario del CNI han señalado la necesidad de limitar derechos fundamentales para preservar la seguridad nacional.

Ponentes del seminario organizado por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) celebrado este miércoles en Casa América, en Madrid, han coincidido en justificar la necesidad de limitar los derechos fundamentales de los ciudadanos durante ciertas situaciones de riesgo que amenacen la seguridad nacional.

Durante el Seminario “La Cultura de la Inteligencia en Iberoamérica: presente y futuro”  el catedrático de derecho de la Universidad de Valencia Jose Luis Gónzalez Cussac, ha señalado que los servicios de inteligencia deberían ser entendidos como servicios públicos con una naturaleza preventiva. Los servicios de inteligencia tienen el objetivo de adelantarse a los acontecimientos, según ha explicado el profesor Cussac, que ha aclarado que “para ello es necesario limitar derechos fundamentales”.

González Cussac ha añadido que lo que deberían plantease los ciudadanos no es si los procedimientos que siguen los servicios de inteligencia son legales, sino si son eficaces y cumplen sus objetivos dentro de un estado de derecho.

Cussac no ha olvidado la necesidad de fiscalizar a los servicios de inteligencia, tal y como se hace con otras instituciones públicas, y ha recordado que en casos necesarios solo se les permite restringir el artículo 18 del código penal, algo permitido por la legislación y constitución españolas, y siempre dentro del territorio nacional, según ha aclarado.

La actuaciones de inteligencia de otros países pueden ir más allá, pero “en el caso español no”, ha añadido Cussac.

El artículo 18 contempla el derecho a la intimidad, el honor y la propia imagen, la inviolacion del domicilio y el derecho a la intimidad de las comunicaciones.

Cussac ha destacado además la necesidad de sacrificar estos derechos fundamentales en otros países como México o Colombia, “donde las manifestaciones del crimen organizado son inhumanas”. Para afrontarlar “los servicios de inteligencia tienen que limitar los derechos fundamentales”.

Por su parte el teniente coronel José Miguel Palacios, jefe de la división de análisis del servicio europeo de acción exterior (EU INTCEN) ha apelado a la “lógica” a la hora de limitar los derechos de los ciudadanos. “Si hay limitaciones (de derechos)” (…) “son de pura lógica y muy controladas” y ha comparado la determinación de violar un derecho fundamental de una persona con la decisión de un cirujano de cortar una pierna para salvar una vida.

El mexicano Guillermo Valdés Castellanos, exdirector general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional de México (CISEN), puesto en marcha durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón, ha señalado que en el caso de México ocurre como en España: los agentes de inteligencia solo pueden acceder a las comunicaciones de un individuo con el permiso de un juez.

Frente a las posturas expuestas durante el seminario, el catedrático de derecho constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela, Carlos Ruiz Miguel, ha matizado ciertos aspectos expuestos durante la mesa redonda.

Asegura que restringir el artículo 18 no es excepcional en el caso del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y los cuerpos policiales españoles y que “filmar es (una práctica) habitual", así como fotografiar tanto a sospechosos como a sus familiares para tener registro gráfico de sus movimientos.

Además, el catedrático ha explicado a Teinteresa que los servicios de inteligencia españoles probablemente van en ocasiones más allá de la violación del artículo 18, tal y como ocurre en otros países. “Que no se limiten otros derechos no es realista”, opina Ruiz Miguel, que cuenta que los servicios de inteligencia españoles han restringido, al menos en el pasado, el artículo 17, del derecho a la libertad, tal y como en la actualidad hacen algunos servicios secretos extranjeros al secuestrar un individuo para interrogarle.

Así mismo también hay un caso histórico que prueba que los servicios de inteligencia violaron el artículo 15, del derecho a la integridad física. El catedrático ha recordado la ‘operación menguele’ en los 90, en la que el antiguo CESID (Centro Superior de Información de la Defensa) utilizó a mendigos para inyectarles sustancias. “No parece que estas cosas se hagan ahora”, aclara.

Ruiz Miguel además pone en duda que se acuda a pedir permiso a un juez cuando se quiere intervenir las conversaciones telefónicas en otros países, algo para lo que el CNI tiene medios, según afirma.
avatar
El Justiciero
Invitado

La destrucción masiva de la identidad del ser humano

Mensaje por El Justiciero el Dom Sep 06, 2015 4:18 pm

Creo que los derechos fundamentales y la dignidad del ser humano siempre deben ser salvaguardados, al menos en un verdadero estado democrático y libre. Sirva este excelente artículo de Hendrik Vaneeckhaute sobre la destrucción de la identidad del ser humano para explicar por qué:

La destrucción masiva de la identidad del ser humano

Ponencia presentada ante el IV Congreso Internacional, Cultura y Desarrollo, 6 al 9 de junio 2005, La Habana
Publicado por Hendrik Vaneeckhaute en Rebelión

Hablar de la importancia de la identidad para el ser humano, es hablar de la dignidad de las personas, de los pueblos, de la vida. La identidad nos dice quién somos, de dónde venimos y nos permite proyectar un camino para el futuro.
 
“La iden­tidad nos ayuda a mantener la seguridad emocional y la capacidad de acción, mediante la toma de conciencia de las situaciones que vive la persona, la vivencia de ser uno mismo y el sentimiento de pertenencia a un grupo o comunidad.” (Beristain, 1999 [1])
 
No es algo estático, al contrario, evoluciona a lo largo de nuestra vida, influido por el entorno, la cultura y la estructura de la sociedad. Podemos diferenciar entre una iden­tidad individual, centrada en los atributos y características individuales de la persona, y una identidad social, según la pertenencia a uno o varios grupos de referencia, convicciones sociales, etc. Un concepto clave en la construcción de nuestra identidad, es el tejido social. Son aquellas relaciones y personas con las cuales nos relacionamos y que nos estimulan, nos aceptan y nos ayudan a afrontar la vida. El tejido social nos relaciona con los demás, crea vínculos afectivos y provoca solidaridad.
El Libre Mercado Capitalista explota brutalmente la necesidad de las relaciones sociales. De un lado destruye las estructuras sociales básicas, entendidas como tejido social. Y del otro lado crea nuevas estructuras, basadas en la jerarquía y la competición. Estas nuevas estructuras, siempre basadas en el principio de la maximización del beneficio financiero personal, no contienen los elementos básicos de un tejido social, como la confianza, la solidaridad, la cooperación y el intercambio. Al contrario, son fugaces, fuera del control de los miembros, exigen un esfuerzo permanente de renovación y reestructuración y destruyen la personalidad e identidad de las personas y de los pueblos.

La identidad, tanto de los pueblos como de las personas, se basa en un equilibrio entre la naturaleza (el ser humano como parte de la naturaleza) y la cultura. El capitalismo no solamente niega la existencia y el valor intrínsico de la naturaleza (y por ello el vínculo necesario del ser humano con ella), sino que la convierte en un objeto más subyugado a la lógica de la maximización del beneficio.
El capitalismo, en su afán de producir siempre más beneficios, necesita un crecimiento constante. Para ello es necesario apropiarse cada vez de más territorio, incorporar más trabajadores a sueldos de miseria e incorporar más actividades humanas. El tiempo libre, la cultura, la educación, la salud, el agua potable, toda actividad humana tiene que generar beneficios privados. En su expansión, el capitalismo no permite otras formas de organizar la economía y la vida. Dónde las haya o dónde puedan surgir, siempre trata de imponer su voluntad a través de la guerra y de la represión. El objetivo principal de la guerra sucia es la destrucción del tejido social. Sembrar el miedo y el terror, para provocar desconfianza, para descomponer la sociedad, destruir su identidad, y reemplazarla con la identidad deseada: una sociedad de personas individuales, sin identidad propia mas que la ofrecida por el mercado. Una sociedad sin identidad de pueblo mas que un falso patriotismo impulsado por mecanismos artificiales, como el enemigo común, la patria, o los grandes acontecimientos.
Sin la diversidad de identidades, el mundo global capitalista es bipolar. Divide a las personas en dos grupos: los seres consumistas frente a los destinados a ser consumidos. El primer grupo genera los beneficios y la base económica necesaria para la especulación. El segundo grupo, mayoritario, genera la reserva de mano de obra necesaria para la producción. También divide el planeta en dos: espacio para consumir y producir los bienes de consumo, y espacio para extraer la materia prima y producir la alimentación básica. La población que habita en ese último espacio es considerada como colateral, molesta y es forzada a formar parte del grupo de los seres destinados a ser consumidos. Para apropiarse de ese territorio, hace falta destruir el ser-campesino y el ser-indígena, no sólo como personas y pueblos, sino también como formas de vivir y posibles alternativas al modelo único.
Podemos resumir los principios del actual modelo capitalista en tres elementos fundamentales [2]:
 
(1) la destrucción de la identidad propia,
(2) una realidad socioeconómica basada en la vivencia inmediata
(3) la ideología del único modelo posible.

Estos elementos son aplicados de diferente manera en los dos grupos, los consumidores y los ‘consumidos’.

Para los seres consumidores, la destrucción de la identidad propia es condición necesaria para lograr un alto grado de consumismo dirigido hacia aquellos productos que generan a la vez un alto grado de beneficio y de dependencia. Una persona con una identidad propia es capaz de auto-regular su propia vida y dispone de una actitud crítica frente al mundo exterior. El consumismo se basa en todo lo contrario, el mercado (tanto el mercado laboral como el de productos de consumo) regula la vida de las personas incapaces de hacer frente a la imposición de nuevas ‘necesidades’ artificialmente creadas.
Destruyendo la identidad propia, se desestabiliza la seguridad emocional de las personas, logrando sustituirla por la dependencia externa. Un estudio europeo (del año 2000) revela que el 33% de sus habitantes presenta un alto nivel de adicción al consumo irreflexivo o innecesario, problemas graves de compra compulsiva, o una evidente falta de autocontrol económico. Una cifra que aumenta rápidamente, llegando en los jóvenes al 46%. La felicidad de estas personas (y ‘la toma de conciencia de las situaciones que vive la persona’) es instantánea: el momento de la compra produce una felicidad fugaz, que sólo se logra repetir con otra compra. La frustración generada por la insatisfacción de ese consumo momentáneo e inmediato, produce otro deseo, más fuerte, a satisfacer por otro consumo. Una rueda que gira cada vez más rápida, acelerada por el adoctrinamiento diario de los mensajes publicitarios. Siempre se ofrece un nuevo modelo, una nueva versión, una nueva moda o una sensación más fuerte.

Para satisfacer la adicción, las personas son capaces de aceptar un estilo de vida altamente estresante, con condiciones laborales cada vez peores. La insostenibilidad se refleja en un lamentable estado de salud. En Bélgica, el 10% de la población toma tranquilizantes y somníferos de forma continua. En el Estado Español, el 34% de los niños entre 7 y 10 años padece de sobrepeso.

La falta de identidad propia, se ve reflejada en una autoestima muy baja y la creencia que la personalidad depende de las cosas, productos de consumo, que uno posee. La presión externa, combinada con la falta de autoestima, hace que el 75% de las adolescentes (mujeres menores de 20 años), desearía hacerse la cirugía estética si tuviera los medios.

El deseo de consumir conlleva, además de la adicción al acto del consumo, una dependencia financiera alta. Según el estudio europeo anteriormente mencionado, el 95% de los adictos al consumo muestra una tendencia al sobreendeudamiento. Para comprar todo lo que deseamos, nos inducen hacia la creencia de la necesidad de los créditos personales e hipotecarios. No sólo nos inducen, simplemente ya no es posible disponer de una vivienda digna sin pasar por el endeudamiento durante decenas de años. Porque ya no hay comunidad ni tejido social para ofrecer, con trabajo comunitario, una vivienda al que desea empezar a construir su vida fuera del hogar familiar.

La doctrina del único modelo posible se refleja en la ilusión de vivir en una sociedad democrática y desarrollada, frente al mundo bárbaro y violento. Una ilusión que provoca un profundo racismo, basado en la creencia de la superioridad propia, que justifica a la vez la explotación brutal de las otras sociedades.

Mientras los tres principios anteriormente mencionados son aplicados de forma más bien sutil al mundo de los consumidores, el otro polo de la población del planeta, los destinados a ser consumidos, simplemente es considerado como población colateral. La destrucción de la identidad pasa por la aplicación de la guerra y la represión. La realidad socioeconómica basada en la vivencia inmediata, es la realidad de la miseria pura y dura, que obliga aceptar cualquier trabajo, bajo cualquier condición. Y la ideología del único modelo posible, es impuesta por las instituciones internacionales, a través de los gobiernos títeres.

Los seres consumidos pueden ser manipulados según los intereses y las necesidades del sistema. Sufren bombardeos e invasiones o dictaduras crueles impuestas para ejecutar ciertas políticas económicas o impedir el surgimiento de otras formas de organizar la sociedad. Bailan al ritmo de los dictámenes de los organismos internacionales, obligados a cultivar y/o producir lo que impone el Banco Mundial o el FMI, en las condiciones estipuladas por ellas.

En su expansión, el capitalismo no puede permitir otras formas de organizar la vida, de organizar la economía. Es necesaria la destrucción del ser-campesino y del ser-indígena, por su alta capacidad de vivir al margen del modelo del libre mercado capitalista. No consume suficiente, ni produce beneficios para el capital. A la vez, su expulsión del campo genera territorio disponible para la agroindustria y convierte el ser-campesino en un posible ser-trabajador a sueldo de miseria. Igual suerte corre el ser-indígena, cuyos territorios albergan las mayores reservas de biodiversidad restantes, y a la vez, son territorios dónde la explotación masiva y barata no ‘molesta’ demasiado.

De esta forma, el Libre Mercado Capitalista produce un profundo cambio en la sociedad, que por primera vez en la historia amenaza con esclavizar a la totalidad de la población mundial. Destruyendo la identidad de las personas y de los pueblos se les arrebata su Persona , su Alma. Quitando la dignidad del ser humano, se le despoja de la esencia de su ser, su libertad. No la libertad promovida por el falso libre mercado capitalista, que es la libertad fugaz de un esclavo sometido a las reglas dictadas por el beneficio financiero del capital. Tampoco la libertad de aceptar cualquier trabajo bajo cualquier condición, forzado por la simple necesidad de sobrevivir. Sino la libertad de cada uno de buscar su propio camino, una libertad que ofrece sentido de vida. La libertad que sólo es posible desde el equilibrio interior y la satisfacción con la vida. El equilibrio interior, producto de una forma de vivir sin miedos, sin frustraciones, sin odio. La satisfacción con la vida, fruto de la felicidad, del disfrute de vivir de forma conciente.

El capitalismo crea hombres y mujeres vacíos, máquinas que sirven para producir beneficio. Para ello produce el miedo e insatisfacción de forma permanente. Desde el miedo al quedarse excluido de la ‘exitosa sociedad del consumo’, pasando por el miedo del vecino dentro de un mundo competitivo, hasta el miedo al enemigo: el terrorista siempre amenazante. E insatisfacción, producto del estimulo constante de tener cada vez más y de la vivencia en un entorno de estrés creciente, alejado del equilibrio natural.

La resistencia frente a esta amenaza esclavizante pasa por la defensa de la diversidad de las identidades y de los modelos de vivir y de convivir. Una lucha que no se somete a la fugacidad de lo inmediato, pero que sabe dibujar horizontes lejanos y combinar la utopía con lo concreto de la vivencia diaria. Que huye de los pensamientos únicos, y que sabe construir redes desde la divergencia.

Para ello hay que intercambiar y juntarse para aprender y estimularse. Desafiar al sistema capitalista es posible desde el caos de la multitud. Una multitud que sabe auto-organizarse y aplica criterios sobre los cuales el capitalismo no tiene control. Personas se juntan en grupos pequeños que trabajan de forma sostenible la tierra, autogestionan medios de información alternativos, crean sistemas informáticos libres y abiertos, buscan alternativas al uso del dinero, se alejan del consumismo masivo e intentan vivir cuidando el medio ambiente. En la medida que los diferentes grupos no entran en la provocación de la competición y del pensamiento de tener la única razón, constituyen una red de resistencia efectiva al capitalismo esclavizante.


[1] Beristain, Carlos Martín, ‘ Reconstruir el tejido social ’, Icaria editorial, Barcelona, 1999.
[2] Reich, Wilhelm, ‘ Psicología de masas del fascismo ’, Ed. Roco, México, 1973.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=16398
avatar
El Justiciero
Invitado

Seguridad versus Libertad ¿?

Mensaje por El Justiciero el Vie Sep 11, 2015 5:26 pm


Contenido patrocinado

Re: Nuevo Orden Mundial - FRANCIA nueva ley de Vigilancia Policial

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 7:23 pm